Señas de Identidad

La maniobra de aproximación de los buques a puerto es uno de los aspectos más peligrosos de la navegación. El buque está restringido en sus movimientos tanto por la superficie disponible como por la sonda y velocidad de gobierno y sujeto a condiciones medio – ambientales locales de viento y corriente con las que no está familiarizada la tripulación. Con estas limitaciones se ve obligado a inter-actuar con un buen número de buques y embarcaciones y por la noche..., ve disminuida su capacidad de detección y de localización directa de luces y marcas por la contaminación lumínica existente en la costa. A estos factores se pueden unir otras limitaciones del buque, que unidos a los anteriores hacen que en la proximidad de puerto cristalicen todas las deficiencias, cualquiera que estas sean, y existan más probabilidades de que ocurra un grave accidente que en mar abierto. El Servicio de Practicaje tiene como misión especifica la de velar, en su ámbito de competencia, por la seguridad de la vida humana, la seguridad marítima y de la navegación y la protección del medio ambiente. El objetivo del Servicio de Practicaje no sería, pues, el de minimizar el numero de accidentes que pueden ocurrir en la zona de servicio del puerto sino el de evitarlos. Nota: 70% de los barcos que entran en los puertos españoles tienen algún tipo de deficiencias; (www.parismou.org)